INVESTIGAMOS Y LOCALIZAMOS PRODUCTOS PARA TU BIENESTAR

Mascotas felices, love is in the air

Se ha vuelto uno más en la familia, su calidad de vida depende totalmente de nuestro buen cuidado. Por eso no es raro que muchos propietarios de mascotas prefieran poner por delante la calidad de su perro o gato antes que la suya propia. Nos dan tanto cariño, que lo merecen. Puede que incluso hayas aprendido a detectar su manera particular de decirte que algo le duele. Una mirada lánguida, una manera de andar… Esta claro que algo no va bien ¿pero el qué? ¿cómo saber cuál es el momento de llevarle al veterinario? 

La artritis en animales domésticos ocupa gran parte de las consultas veterinarias. Una quinta parte de las mascotas adultas la sufre, pero muchas veces resulta difícil de detectar porque muchos de sus síntomas solo se vuelven más evidentes al envejecer. En estas circunstancias, la detección, tratamiento y control de su dolor es fundamental para conservar la calidad de vida de nuestro mejor amigo peludo.

Unos animales podrían ser más proclives a presentar problemas articulares que otros, en función de su edad, raza o factores hereditarios. Así, un perro o gato con más de 7 años es fácil que presente mayor desgaste articular. También las razas grandes en sus primeros años de vida podrían tener una mayor propensión a la displasia de cadera o rigidez muscular. Y sin duda, las mascotas con factores hereditarios podrían desarrollar antes una osteoartritis con mayor probabilidad.

La artritis en estos y otros casos, puede presentarse de muchas formas. ¿Quizás cuando salís a pasear empieza a quedarse atrás? ¿le cuesta sentarse o levantarse? ¿ya no se incorpora para ir a comer o cuando le despiertan? ¿ya no juega o incluso tiene temor de trepar a una cama o subir escaleras? ¿duerme más que antes? Y sobre todo ¿se lame las articulaciones? ¿cojea o expresa dolor con gemido o lloriqueo cuando le tocan las patas? Te recomendamos que observes detenidamente a tu amigo peludo para detectar diferencias en el comportamiento.

Si presenta estos síntomas, seguramente sea el momento de visitar al veterinario y aplicarle los cuidados más adecuados para su dolencia. Algunos de estos cuidados podrían incluir:

  • Coloca bolsas de agua caliente sobre las articulaciones. Es muy posible que le calme el sufrimiento un buen rato y facilite el movimiento.
  • El descanso es fundamental para la recuperación. Procura que tu mascota descanse en una cama mullida de hule espuma ortopédica, adaptable a su postura, y con mantas que mantengan el calor en sus articulaciones. Esto hará que le duelan menos cuando trate de levantarse.
  • Un buen masaje sobre las articulaciones que le molestan también podría ayudarte a mejorar su bienestar. Para detectar qué articulación le duele, fíjate en cuál se chupa. Puedes utilizar alcohol o aceite de romero, tiene efecto antiinflamatorio y da un calor agradable.
  • No permitas que tu mascota permanezca inactiva a nivel físico, su dolor se intensificaría y las articulaciones podrían atrofiarse. En cambio, procura que haga algún movimiento suave, como paseos o subida de pendientes para ayudar a entrenar sus articulaciones. El ejercicio en el agua es buenísimo también, tiene mucho menos impacto en las articulaciones al tiempo que ayuda a fortalecerlas disminuyendo el dolor.
  • Evita a toda costa el sobrepeso en tu mascota. Su alimentación debería ser baja en calorías y rica en fibra para evitar que engorde, ya que a mayor peso mayor es el esfuerzo que sus articulaciones se ven obligadas a hacer y mucho mayor el dolor que sufrirá.
  • El cuidado del cartílago y de la membrana que recubre la articulación son fundamentales. Los suplementos nutricionales que contienen colágeno, glucosamina y sulfato de condroitina pueden ayudar a prevenir las lesiones, evitar el desgaste de las articulaciones y retrasar las patologías articulares. Por eso, nosotros te recomendamos Membrapet un complemento nutricional hecho de membrana de huevo y especialmente pensado para tu mascota ya que incluye de manera 100% natural todos estos elementos. Puedes obtenerlo en nuestra tienda.

 

De todos estos cuidados, sin duda el más importante será siempre el amor que le das a tu mascota. Tu preocupación por su bienestar, la observación constante de sus gestos, la manera en que la cuidas como si fuera tu propio hijo (como cuando le perdonas siempre las trastadas o te alegras porque la ves alegre…). Esta claro. Love is in the air.

 

3-blog-1100x400

Deja un comentario