INVESTIGAMOS Y LOCALIZAMOS PRODUCTOS PARA TU BIENESTAR

Lucir la piel

Poco a poco vamos notando que los días se alargan. El incremento paulatino de las horas de sol nos anuncia con alegría que la primavera no tardará en llegar. Y con ella, sabemos que llegará la manga corta, las cañas al aire libre y las escapadas de fin de semana. Qué ganas de solecito ya ¿no?

 

Claro que, si eres de las que tiene manchitas en el rostro, quizás veas este momento con cierta preocupación. ¡Hay ganas de sol, claro! Pero… ¿qué puedo hacer con las manchas de la cara? Seguramente piensas que deberías hacer algo para eliminarlas o atenuarlas de algún modo. Si es tu caso, estamos aquí para ayudarte. No te pierdas este artículo, porque te vamos a contar todo sobre las manchas en la piel y sobre las mejores maneras de solucionar el problema.

 

Pongámonos entonces manos a la obra, debemos saber qué son exactamente las manchas que aparecen en el rostro, por qué nos salen y, sobre todo, si podemos reducirlas o quitarlas.

 

Cuando notamos una alteración en la uniformidad del color de una zona específica de la piel, estamos ante una mancha. No siempre son más oscuras, pueden existir manchas blancas, rosadas o rojizas que presentan un tono distinto al de la piel de alrededor. Sin embargo, las que mayor preocupación suelen suscitar son las marrones, en sus distintas tonalidades. Generalmente este color suele producirse bien por un aumento en la cantidad de melanina (pigmento de nuestra piel) que producen nuestras células o bien porque lo que aumenta es precisamente el número de células que la producen.

 

De todos los motivos por los que podemos tener manchas en la piel, el que más suele preocupar es la exposición solar. El sol influye sobre nuestra piel oscureciendo las manchas existentes, ya sea de manera transitoria en pecas (efélides) o lunares (nevus), o de forma permanente, produciendo por ejemplo el melasma. Además, la exposición prolongada o sin protección de nuestra piel a los rayos solares podría favorecer la aparición de manchas en la piel que previamente no teníamos, generando léntigos solares, manchas de la edad, o pigmentaciones postinflamatorias. Toca, por tanto, tomar medidas de protección frente a los rayos UV para prevenir estos efectos.

 

Los lunares y las pecas suelen mostrarse en la infancia o la adolescencia y no suelen requerir tratamiento, salvo que el dermatólogo diga otra cosa. Sin embargo, la exposición continuada al sol sin la debida protección podría derivar en un daño solar acumulado que, tras varios años, termina por aparecer en las zonas mas expuestas de la piel en forma de manchas en la cara, las manos o el escote. El riesgo es mayor en aquellas personas de piel clara que tienen menor tendencia a broncearse. Como resultado, cuando vamos cumpliendo edad se suele producir un exceso del pigmento normal de la piel (melanina) que, al juntarse con el depósito de algunas proteínas degradadas por esa misma exposición solar, presenta esas manchitas marrones que vemos. La mayoría no suelen precisar tratamiento, pero nos preocupan porque estéticamente pueden dar la sensación de añadirnos 10 años y una salud más precaria de la que realmente tenemos.

 

Por eso, no es raro que queramos eliminarlas o, al menos, atenuarlas. El mercado nos ofrece para ello múltiples posibilidades como el láser, la crioterapia o las cremas despigmentantes o antimanchas. En el caso del láser, deberemos contar con la ayuda de un profesional cualificado y su precio podría rondar entre los 100 - 150 euros, en función de la zona a tratar y el número de sesiones que requiramos para deshacernos de las manchas. La crioterapia, por otro lado, utiliza nitrógeno liquido evaporado y es utilizada para tratar innumerables casos de trastornos relacionados con la piel, si bien el precio rondará los 80 – 100 euros por sesión.

 

Si hablamos de cremas despigmentantes o antimanchas, el precio suele ser mucho más acorde con una economía más normal (alrededor de los 40 euros) y los resultados que se pueden conseguir son perfectamente comparables con las otras opciones. Nuestra recomendación es que busques una crema que sirva para todo tipo de pieles, basada en ingredientes naturales, y que combine propiedades de inhibición de la tirosinasa (reduciendo así la producción de melanina), con propiedades hidratantes, remineralizantes y antioxidantes que actúen de manera sinérgica para lograr los mejores resultados. Además, hay determinadas combinaciones que son especialmente efectivas. Por ejemplo, las cremas que incluyen vitamina C y ácido kójico aprovechan muy bien las propiedades despigmentantes que tendrían ambos por separado ya que al unirlos estas propiedades se potencian dando unos resultados espectaculares.

 

Por eso, entre todas las opciones que existen en el mercado, creemos que Optima C Cream 50ml. de Laboratorios Duaner te dará unos resultados magníficos. Esta crema despigmentante iluminadora de triple poder antioxidante cuenta con vitamina C, ácido ferúlico, vitamina E y extractos de granada, acerola y morera. Además, la actividad del ácido kójico con la vitamina C potencia su poder para aclarar las manchas y el ácido ferúlico inhibe las enzimas producidas por los radicales libres, ayudando a prevenir el estrés oxidativo que producen las agresiones externas. Como resultado, notarás que tu piel queda más homogénea, hidratada y con un aspecto más juvenil y luminoso.

 

Te invitamos a que entres en nuestra tienda y la pruebes.  Porque ya va siendo hora de lucir la piel.

 

 

crema antimanchas

Deja un comentario