INVESTIGAMOS Y LOCALIZAMOS PRODUCTOS PARA TU BIENESTAR

Aplanar la curva

¡Quédate en casa!. Hay que ser solidarios para aplanar la curva, es decir, para reducir el numero de personas que requieren de los servicios sanitarios en estos tiempos complicados y así salir victoriosos de la batalla frente al coronavirus. Toca arrimar el hombro y nosotros somos las primeros.

 

Pero es verdad que mientras aplanamos esa curva, las otras curvas (las de nuestro cuerpo) corren el riesgo de comenzar a pronunciarse debido al aumento de horas frente al ordenador o la tele, a los ataques “indiscriminados” a la nevera o la ruptura de esa rutina de ejercicios que tanto nos había costado comenzar y mantener… Con los gimnasios y los parques cerrados, muchas tememos que, una vez superada la crisis que nos ha llevado al confinamiento, deberemos lidiar con la celulitis.

 

Por eso, hay que prepararse. Y es que, cuando el encierro en casa termine (esperemos en uno o dos meses, como máximo), nos encontraremos con que el verano estará a la vuelta de la esquina y tendremos menos tiempo para que los tratamientos frente a la celulitis hagan su efecto. Así que, toca tomar medidas ya. Hoy te vamos a ayudar a conocer todo lo que necesitas saber sobre este este trastorno y su tratamiento.

 

Antes de nada, te lanzamos una pregunta ¿sabrías diferenciar la celulitis de la obesidad? No son lo mismo, aunque mucha gente tienda a confundirlas. Se diferencian en cuatro factores fundamentales: su frecuencia en hombres y mujeres, dónde se localiza en el cuerpo, como afecta al tejido conjuntivo y el tipo de piel que genera como resultado.

 

Por su parte, la obesidad afecta prácticamente con la misma frecuencia a mujeres y hombres y se reparte de manera generalizada por todo el cuerpo, generando una acumulación en el tejido conjuntivo, y presentando un tacto suave en la piel, sin signos de “piel de naranja”.

 

A diferencia de ella, la celulitis se da con una mayor frecuencia en mujeres que en hombres, localizándose en áreas concretas del cuerpo, generalmente en las piernas (muslos y glúteos), donde la piel presentará un tacto áspero de “piel de naranja” debido a la alteración que este trastorno produce en el tejido conjuntivo.

 

¿Por qué nos afecta más a las mujeres? Nosotras tenemos el doble de adipocitos que los hombres, lo que hace que solo a un 5% de ellos les afecte, localizándose fundamentalmente en el cuello y el abdomen del varón. Además, la celulitis tiende a aparecer con mayor frecuencia en la pubertad, el embarazo y en la premenopausia al estar directamente relacionada con nuestro sistema hormonal. Más allá de esos periodos, debes saber que existen estudios científicos que la relacionan con la ingestión de anticonceptivos, por lo que antes de tomarlos recomendamos consultar a tu médico.

 

Pero ¿qué es exactamente? La celulitis es un trastorno de la piel. Modifica el tejido conjuntivo subcutáneo, lo cual, desde el punto de vista clínico, se manifiesta con­ aumento del espesor de la piel (por acumulación de agua, grasas y toxinas), incremento de la consistencia y endurecimiento de las fibras de colágeno y elastina, y una mayor sensibilidad y dolor en la zona afectada. Se produce también una reducción de la movilidad y adherencia cutánea (nódulo celulítico) y la aparición de una rugosidad característica conocida como «piel de naranja».

 

Si queremos evitarla, deberemos conocer las causas de la celulitis­ que pueden ser muchas y muy variadas. Se puede producir por disfunciones glandulares endocrinas, factores genéticos, problemas en el sistema vascular y linfático o malos hábitos alimenticios (por ejemplo, tomar café, alcohol, tabaco y dietas hipercalóricas y ricas en sal favorecen la acumulación de grasa, toxinas y agua en el tejido adiposo). También podemos encontrar motivos étnicos (las mujeres latinas tienen mayor predisposición a padecer celulitis) o neurovegetativos como la depresión, ansiedad, estrés, etc., que incrementan el desequilibrio hormonal y perturban la circulación sanguínea.

 

Lo importante es conocer cuál es tu caso concreto con la ayuda de un profesional y tomar las medidas más adecuadas para resolver este trastorno del tejido cuanto antes. Dentro de esas medidas podrás encontrar sobre todo tres tipos de alternativas: preventivas, médicas y cosméticas.

 

A nivel preventivo te recomendamos que lleves un ritmo de vida sano y equilibrado. Aliméntate de manera equilibrada (20% proteínas, 60% hidratos de carbono y 20% grasas), haz ejercicio moderado a diario (favorece el tono muscular, mejora la circulación sanguínea y ayuda a eliminar el exceso de grasa), evita las variaciones bruscas de peso y las ropas muy ceñidas (provocan un reblandecimiento de la piel) y, si puedes, procura dormir bien y evitar el estrés.

 

Las alternativas médicas, por otro lado, te ofrecerán distintas formas de atajar el problema en función de su causa, que irán desde la utilización de fármacos diuréticos, hormonas, enzimas o corticoides, hasta infiltraciones (mesoterapia), cirugía estética (generalmente liposucción), o incluso ultrasonidos.

 

­Uno de los tratamientos mas efectivos es el uso de cosméticos anticelulíticos basados en ingredientes naturales. Recomendamos usarlos de manera regular, ya que se trata de un trastorno con tendencia a reaparecer y perdurar. Además, estos tratamientos suelen combinarse, por prescripción facultativa, con las alternativas médicas que hemos comentado para obtener un mejor resultado. Lo fundamental es que el cosmético anticelulítico utilizado mejore la circulación sanguínea, elimine el tejido adiposo, mejore la firmeza de la piel e intervenga en el metabolismo de las células grasas. De esa manera, combatirá directamente la celulitis desde el foco.

 

Por eso desde ENE te recomendamos que utilices Body Slim Essence Firming Complex de Laboratorios Duaner, que podrás encontrar en nuestra tienda. Un tratamiento anticelulítico reafirmante y drenante que cuenta con alga fucus para actuar sobre las células adiposas, cafeína para limitar la acumulación de grasas, hiedra para evitar la retención de líquidos, castaño de indias para activar la circulación, manteca de karité Bio para atenuar y evitar las estrías, vitamina E para facilitar el drenaje de los tejidos, té verde para mejorar la capacidad de quemar calorías y guaraná para acelerar el metabolismo.

 

Te animamos a probarla mientras estas en tu casa, porque aplanar la curva nunca ha sido más fácil.

 

celulitis-blog-1100x400

Deja un comentario